Feliz cumpleaños, Geoffrey

07Dic

Ayer 6 de diciembre fue el cumpleaños de nuestro queridísimo Geoffrey.

Geoffrey y Emma nacieron el mismo día.

Geoffrey y Emma nacieron el mismo día.

Geoffrey nunca ha sido simplemente un huésped ya que desde el primer momento ha sido un miembro muy importante de nuestra gran familia.

Por eso y porque no todos los días se cumplen 96 años, hoy queríamos dedicar esta entrada de blog a este gran hombre que un buen día decidió dejar su casa en el Reino Unido para venirse a vivir con nosotros al Hotel Yaramar.

Hablar con Geoffrey y sobre todo escucharlo es un auténtico placer ya que en el mundo hay pocas personas tan simpáticas y tan llenas de vida como él.

Él siempre está dispuesto a colaborar y nunca le importa que le robemos un poquito de su tiempo, por lo que con gusto accedió a tener una charla con nosotros. 

Quedamos con él el jueves día 3 a eso de las 10:30 de la mañana ya que Geoffrey tiene por costumbre desayunar a las 10:00 de la mañana en nuestro restaurante.

Cuando nos ve nos dice que vayamos con él y otro cliente a su habitación ya que le van a ayudar a coordinar sus pantalones y sus chaquetas. Como sabéis Geoffrey siempre va muy elegante y se preocupa mucho por su aspecto,  por lo que veces pide un poquito de consejo para combinar su ropa.

Una vez el tema de la ropa está resuelto nos cuenta una historia sorprendente, y es que recientemente Geoffrey conoció en nuestro hotel a una simpática señora llamada Emma Gulliford, con quien comparte cumpleaños.

Soprendentemente Emma también nació el 6 de diciembre de 1919 en Yorkshire, concretamente en un pueblo a tan sólo 5 kilómetros de distancia del de Geoffrey… ¡Cuando decimos que el mundo es un pañuelo desde luego no nos equivocamos!

Geoffrey también nos cuenta que su hijo, su nieto e incluso su bisnieta van a venir a pasar unos días con él por su cumpleaños.

Mientras estamos allí con él recibe la llamada de la simpática Gloria de nuestro Bar Patio preguntándole cuándo le gustaría ir a tomar tapas, a la que le sigue la llamada de un amigo desde el Reino Unido y la visita de dos señoras con las que había quedado para tomar una copa en su soleada terraza.

Como veis nuestro Geoffrey está siempre muy bien acompañado, cosa que no es de extrañar ya que pasar tiempo personas como él hacen que el mundo en el que vivimos sea un poco más bonito.

¡Muchas Felicidades para Geoffrey y por supuesto también para Emma a quien esperamos volver a ver muy pronto por el Yaramar!

Beatriz Muñoz
Atención al cliente